viernes, junio 21, 2024

El uso de pantallas antes de los 2 años

Los estudios demuestran que los niños de 0 a 2 años no aprenden de las pantallas, sino de la interacción con las personas y de explorar el mundo de manera activa.

Los niños y niñas sienten fascinación por las pantallas. Y eso es porque una pantalla proporciona una gran cantidad de estímulos sonoros y visuales ante los que el niño no participa activamente, pero que lo mantienen atrapado (seguro que has sentido lo mismo alguna vez viendo la tele o revisando las redes sociales). Esto no significa que las pantallas sean malas en sí mismas, pero los bebés todavía no están preparados para utilizarlas de manera positiva.

El uso de pantallas antes de los 2 años no está recomendado

Aunque parezca que las pantallas hacen que el niño se concentre (porque no apartan la mirada del dispositivo), realmente las miran de forma pasiva, desde la fascinación de los estímulos, pero no hacen que su cerebro esté activo. Esa pasividad significa que el uso de pantallas en menores de 2 años no ayuda en su desarrollo cognitivo, ni en su lenguaje, ni en su motricidad ni en sus habilidades socioemocionales. Lo que sí les ayuda es interactuar con el mundo real de forma activa.

Solo existe una excepción: las videollamadas, ya que no dejan de ser una herramienta en la que realmente existe una interacción entre el niño o niña y la persona que está al otro lado.

La recomendación, por ejemplo, de la Academia Americana de Pediatría es la siguiente:

  • 0-2 años: nada de pantallas (tampoco televisión).
  • 2-5 años: máximo media hora – una hora al día.

La OMS está de acuerdo con estos datos, y en general la mayoría de estudios consultados corroboran que el uso de pantallas de 0 a 2 años no aporta nada en el desarrollo de los menores e incluso puede ser perjudicial, ya que su cerebro no está preparado y puede provocar trastornos en la atención, problemas de visión, retraso en el lenguaje etc.

Las pantallas son buenas si sabemos utilizarlas

Las pantallas en general no tienen nada de malo. Al revés: son la revolución de nuestro tiempo, y son una excelente herramienta educativa. Además, su uso es inevitable, ya que el mundo no se puede comprender hoy en día sin las pantallas y sin Internet. Por tanto, parte de la educación de los niños y niñas pasa por aprender a utilizar las pantallas de manera responsable y útil. Y sacarle el máximo partido.

El secreto para que los niños y niñas crezcan sanos y felices

Para crecer sanos, los niños tienen que jugar más y pasar más tiempo con personas. Las pantallas son una solución fácil a corto plazo, pero no proporcionan beneficios a tan temprana edad. Por ello, hay que dar alternativas que sí sean beneficiosas para el desarrollo, como son:

  • Leer cuentos y contar historias a los peques
  • Explorar objetos de la vida real
  • Actividades al aire libre
  • Interacción con grupos de pares y con adultos
  • Juego creativo

Es importante tener en cuenta que el tiempo que un niño o niña está frente a una pantalla, no está haciendo otras actividades (como jugar de forma libre, explorar, disfrutar al aire libre o incluso aburrirse, lo que resulta fundamental tal como comentamos en este artículo).

spot_imgspot_img

Artículos Relacionados

¡¡Síguenos en RRSS!!

1,566FansMe gusta
1,548SeguidoresSeguir
1,641SeguidoresSeguir

Conoce nuestra Escuela Infantil

Indícanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para fijar un día y hora. ¡¡Tenemos muchas ganas de enseñarte nuestra Escuela Infantil!!

Visita Virtual Vallmontspot_img

Últimos Artículos