miércoles, mayo 29, 2024

Educar en igualdad

Educar en igualdad significa que, dentro de la singularidad que todos los niños y niñas tienen, hay que darles la oportunidad de crecer con las mismas oportunidades.

Cuando hablamos de igualdad en educación no estamos hablando de que todas las personas sean exactamente iguales y que no haya que tener en cuenta sus características individuales. Hablamos de igualdad de derechos, igualdad de oportunidades, igualdad para participar de una ciudadanía plena, igualdad en el trato independientemente del género, la clase social, la raza…

Educar en igualdad desde la diferencia

La división de género asigna a mujeres y hombres roles diferentes, lo que se conoce como identidad de género. Es aquello que consideramos como característico de hombres o mujeres más allá de las diferencias biológicas. Esta división es fruto de la cultura propia de cada sociedad, y de hecho las características asignadas van cambiando con el tiempo.

Y es que, inevitablemente, la sociedad está construida en base a prejuiciosque nos hacen tener sesgos en función de las características de cada persona.

Coeducación para la igualdad en casa

La coeducación consiste en crear espacios con igualdad de oportunidades que no sean sexistas. Aunque en teoría hoy en día educamos igual a los niños que a las niñas, esto no es real 100%, ya que todos y todas estamos condicionados por nuestra experiencia vital y por los estereotipos.

No podemos cambiar la sociedad ni la forma en la que hemos sido educados, pero si tenemos la oportunidad de poner nuestro granito de arena para educar en la igualdad y la paridad.

Para educar en igualdad en casa tenemos que cuidar los pequeños gestos, como el reparto de responsabilidades en casa o la manera de hablar sobre ciertos temas. Asimismo, no podemos olvidar lo importante y poderoso que es nuestro propio ejemplo en la educación de los más peques. Algunas maneras de educar desde la coeducación son:

  • Trabajar en la educación emocional de igual manera en niños y niñas, permitiéndoles expresar sus emociones y dándoles herramientas para hablar de sus sentimientos de forma saludable y abierta.
  • Dejar que cada uno sea como quiera ser, sin limitarle porque esas cosas no son propias de un género.
  • Mostrar referentes de todas las disciplinas, tanto masculinos como femeninos. Por ejemplo, en muchas ocasiones las niñas no prestan atención a las profesiones científicas simplemente porque no tienen referentes. Pero, en realidad, hay muchos ejemplos de mujeres científicas en la historia, lo que pasa es que no se les da visibilidad.
  • Tratar de no perpetuar estereotipos de género: “los niños no lloran” o “las niñas son más amables”.
  • Utilizar un lenguaje representativo para personas de ambos sexos.
  • Asignarles a todos los niños y niñas en casa tareas de autocuidado y tareas del hogar para que aprendan a responsabilizarse de los cuidados independientemente de su género.
  • Seleccionar los dibujos animados, películas y videojuegos para que sean lo más respetuosos posibles con la diferencia y que transmitan valores positivos y sin estereotipos.
spot_imgspot_img

Artículos Relacionados

¡¡Síguenos en RRSS!!

1,566FansMe gusta
1,548SeguidoresSeguir
1,641SeguidoresSeguir

Conoce nuestra Escuela Infantil

Indícanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para fijar un día y hora. ¡¡Tenemos muchas ganas de enseñarte nuestra Escuela Infantil!!

Visita Virtual Vallmontspot_img

Últimos Artículos