martes, diciembre 5, 2023

La autoestima en la adolescencia

La autoestima es una de las herramientas más poderosas que puede tener un adolescente.

La autoestima es mucho más que tener un buen autoconcepto o quererse a uno mismo. La autoestima se relaciona directamente con la percepción que tiene una persona de ser valorada, escuchada, amada e integrada por los demás. Esto, en una etapa en la que los grupos de iguales y los amigos tienen un papel tan importante, puede ser crucial para que el adolescente se deje influenciar más o menos.

Cuando la autoestima de un adolescente es baja, existe el peligro de que tome decisiones y haga cosas con las que no está de acuerdo simplemente por ser aceptado por el grupo al que quiere pertenecer.

Sin embargo, los y las jóvenes con alta autoestima tienen:

  • mayor éxito académico
  • percepción menos negativa del estrés del día a día
  • más experiencias positivas
  • respuestas más adaptativas ante el fracaso
  • persistencia ante tareas complicadas
  • menos susceptibilidad ante la presión de sus iguales
  • construcción de relaciones más saludables

Cómo trabajar la autoestima en la adolescencia

Hay 2 variables que afectan directamente a la autoestima de los adolescentes:

  • El autoconcepto: esto son las creencias que una persona acepta como verdaderas sobre sí mismo. Se basa en la propia experiencia y la retroalimentación de otros.
  • La percepción de autovalía: el impacto de las circunstancias (éxitos y fracasos) en la consideración que tienen de sí mismos.

Y por ello, para trabajar la autoestima también hay que trabajar la autovalía y el autoconcepto.

Lo que está claro es que todas las personas, al llegar a la adolescencia, se cuestionan a sí mismas quiénes son, quiénes quieren ser y cómo quieren ser percibidos ante el mundo. Cuál es, en definitiva, su identidad. Para ello, reorganizarán su manera de auto-valorarse (tanto física como psicológicamente).

Para trabajar la autoestima de los adolescentes, hay cosas que podemos poner en práctica desde casa, como son:

  • Cuidar los mensajes críticos sobre los demás. Si los adolescentes notan que etiquetamos a las personas por su físico o sus características estereotipadas, aprenderán que eso es lo que hacen los demás con ellos y querrán encajar en lo que es “normal”, cueste lo que cueste. Aceptar y tolerar las diferencias les puede ayudar a valorar y enorgullecerse de cualquier aspecto de sí mismos que consideren “raro”.
  • Ayúdalos a encontrar cosas que les gusten y se les den bien. Para crear un buen autoconcepto, hay que construir sobre las aficiones y las cosas que les gustan, no solo sobre “lo que hay que hacer”. Mientras disfrutan de sus aficiones, se sentirán más libres de ser ellos mismos.
  • Cuidar el tiempo y la exposición en redes sociales. Las redes sociales, tal como comentamos en este artículo, son la nueva manera de socializar, pero también generan mucho estrés sobre la autoestima. No se trata de eliminarlas, sino de enseñar que no muestran la realidad.
  • Poner límites desde la confianza. Para que la autoestima tenga una base, tienen que saber que cuentan siempre con nosotros, que confiamos en ellos. Pero eso no es sinónimo de dar libertad total y desentenderse: hay que marcar límites que les proporcionen un marco mental de seguridad en el que moverse y tomar decisiones.
  • Mantener la comunicación abierta. Conseguir una comunicación eficaz con los adolescentes.
spot_imgspot_img

Artículos Relacionados

¡¡Síguenos en RRSS!!

1,566FansMe gusta
1,548SeguidoresSeguir
1,641SeguidoresSeguir

Conoce nuestra Escuela Infantil

Indícanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para fijar un día y hora. ¡¡Tenemos muchas ganas de enseñarte nuestra Escuela Infantil!!

Visita Virtual Vallmontspot_img

Últimos Artículos