miércoles, julio 24, 2024

Afrontar temas tabú: ¿cómo hablar con los niños sobre la muerte? 

Encarar algunos temas de conversación con los niños (como la muerte) puede resultar incómodo, pero esconder el tema contribuye a empeorar las cosas cuando viven una situación cercana. 

Hay temas complicados de explicar a los más pequeños, y uno de los más difíciles es tratar el tema de la muerte. No es raro que los niños vivan pérdidas a lo largo de su infancia: la de un vecino, de un abuelo, del perrito de la casa… Cuando esto pasa, no sabemos cómo debemos hablar del tema con ellos

Pero los niños sienten curiosidad, y harán mil preguntas sobre lo que ha pasado. Y ahí tenemos la oportunidad de hacer algo importante: hablar sobre ello para normalizarlo y enseñar a gestionar las emociones que van asociadas al momento. 

Pero… ¿cómo se hace eso de hablar con los niños sobre la muerte? Te damos algunos consejos. 

Consejos para hablar con los niños sobre la muerte 

No existe una fórmula para poder afrontar temas difíciles como la muerte con los niños, ya que cada uno partimos de nuestra propia experiencia y de nuestras creencias, pero hay algunos consejos que pueden ayudarte a poder mantener conversaciones sobre temas difíciles con los niños: 

  • Adaptar el mensaje a la edad y a su capacidad de comprensión. Con 8 y 9 años ya habrán empezado a entender los conceptos de vida y muerte, y por tanto tendrán preguntas más complejas. 
  • Hablar de ello con toda la naturalidad que se pueda cuando haya una oportunidad: cuando una planta se haya secado en casa, si en una película algún personaje fallece… es mejor ir aproximando el concepto en situaciones poco intensas, ya que hacerlo cuando nos toca de cerca puede ser más difícil. 
  • Intentar no ser evasivo ni enfadarse si nos preguntan sobre la muerte. Simplemente pretenden comprender un poco mejor el mundo. 
  • Contestar todas sus preguntas. Si paramos su curiosidad, al final sacarán sus propias conclusiones, y es posible que después les sea más difícil entenderlo. 
  • No mentir ni utilizar eufemismos. Eso puede confundirlos. Por ejemplo, si utilizamos el concepto “descansar” o “marcharse” pueden no entender que no es así literalmente. 
  • Escucharlos. Los niños van formando ideas en su cabeza en base a sus experiencias, y es bueno preguntarles de vez en cuando para comprenderlos y poder guiarlos. 

También es bueno hacer el trabajo personal de reflexionar antes sobre el tema para poder explicarlo. Pensar objetivamente sobre ello puede ayudarnos a estar preparados para responder preguntas. 

El duelo según la edad 

  • Antes de los 3 años el duelo se vive más como una ansiedad por separación que como una pérdida. 
  • Hasta los 3 o 4 años no la tienen presente ni la consideran definitiva. 
  • De 4 a los 7 años pueden empezar a entenderla, pero siguen pensando que en parte puede ser reversible. 
  • Entre los 5 y los 10 años es cuando realmente comienzan a ser conscientes de que es algo irreversible. 

Los niños sienten muchas emociones, pero en ocasiones no tienen las herramientas para gestionarlas o comunicarlas. Por eso, es bueno ayudarlos a gestionar sus emociones y hacerles entender que es normal sentirlas. Para ello se pueden utilizar cuentos, canciones, películas… y por supuesto, pedir ayuda al centro educativo cuando sea necesario. 

spot_imgspot_img

Artículos Relacionados

¡¡Síguenos en RRSS!!

1,566FansMe gusta
1,548SeguidoresSeguir
1,641SeguidoresSeguir

Conoce nuestra Escuela Infantil

Indícanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para fijar un día y hora. ¡¡Tenemos muchas ganas de enseñarte nuestra Escuela Infantil!!

Visita Virtual Vallmontspot_img

Últimos Artículos