miércoles, mayo 29, 2024

La salud mental, primera preocupación de los estudiantes de bachillerato 

Según un estudio hecho por la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes, la salud mental es la primera preocupación del 82.2% de los alumnos de bachillerato.  

Este informe ponía el foco en las consecuencias de los cursos desarrollados en la crisis de la COVID-19, y los resultados resultan alarmantes. La salud mental de los alumnos de bachillerato es una preocupación generalizada entre los estudiantes, y por tanto es algo que a familias y educadores también nos incumbe. 

¿De qué hablamos cuando hablamos de salud mental? 

La Organización Mundial de la Salud define la salud en general no solo como la ausencia de enfermedad, sino como el completo bienestar social, físico y mental. Pero, ¿qué se considera salud mental? Según la OMS, es un estado de bienestar en el que una persona puede hacer frente a los problemas habituales de la vida, trabajar de forma productiva y contribuir a la comunidad. 

La salud mental individual afecta directamente a la colectiva, ya que contribuye al buen funcionamiento de la comunidad. 

La salud mental es multifactorial, y hay muchas cosas que influyen en ella: los problemas sociales, el estrés, la inclusión, la salud física, el estilo de vida, los factores genéticos… y en la etapa de bachillerato, la presión de conseguir los objetivos académicos son un añadido. 

¿Cómo podemos ayudar a los estudiantes de bachillerato a fortalecer su salud mental? 

En este artículo analizamos los principales problemas de los adolescentes en Bachillerato que pueden servir como punto de partida para comprender asuntos que ponen en riesgo la estabilidad mental de los jóvenes. 

El ciclo de bachillerato abre una nueva etapa donde su maduración está a otro nivel, ya que se pasa de la adolescencia media a la tardía, pero aun así siguen necesitando nuestro apoyo para tener una salud mental adecuada, y podemos ayudarlos de diferentes maneras: 

  • Estando disponibles para ellos. Los adolescentes de bachillerato suelen ser menos reticentes a hablar con la familia que en la etapa de la ESO, pero en cualquier caso será más sencillo que lo hagan si propiciamos espacios de comunicación familiar
  • Enseñándoles a tolerar la incertidumbre y la presión, que será una constante en su vida adulta y ya comienza a serlo en bachillerato: qué podrán estudiar, qué les gusta en realidad, si serán capaces de lograr sus objetivos… Una forma de hacerlo es trabajando duro en el presente, intentando no vivir en las posibles situaciones futuras sino en lo que se puede hacer hoy. Para ello, el mindfulness es una buena herramienta. 
  • Contribuyendo a la sociedad de algún modo. Sentirse parte de la comunidad y dar un sentido profundo a la vida generalmente ayuda a mantener la salud mental. Por ello, involucrar a los adolescentes en actividades de voluntariado, por ejemplo, suele ser beneficioso para ellos. 
  • Trabajando en su autoestima. La adolescencia es una etapa complicada en cuanto a la autopercepción, y una autoestima baja repercutirá negativamente en todos los ámbitos de su vida. Para ello, puedes reflexionar con ellos sobre sus virtudes y evitar poner el foco en sus defectos. 
  • Proporcionándoles herramientas para facilitar su vida académica. Como, por ejemplo, técnicas de estudio eficaces. 
spot_imgspot_img

Artículos Relacionados

¡¡Síguenos en RRSS!!

1,566FansMe gusta
1,548SeguidoresSeguir
1,641SeguidoresSeguir

Conoce nuestra Escuela Infantil

Indícanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para fijar un día y hora. ¡¡Tenemos muchas ganas de enseñarte nuestra Escuela Infantil!!

Visita Virtual Vallmontspot_img

Últimos Artículos