miércoles, mayo 29, 2024

Traumatismo Craneoencefálico (TCE)

La causa más frecuente de los TCE son los accidentes. En los TCE leves son las caídas y en el TCE grave la causa más frecuente son los accidentes de circulación.                                                              El mecanismo de producción depende de la edad del niño y de su desarrollo psicomotor.                                                                

Según la edad:

  • Niños de 2 a 10 años: deportes, accidentes de circulación y bicicleta, patinete, caídas desde sitios elevados (muy importante que lleven casco)
  • En menores de 12 meses: son frecuentes cuando empiezan a dar sus primeros pasos.

CUESTIONES IMPORTANTES

La mayoría de los traumatismos en la cabeza son leves y producen lesiones en la superficie de la cabeza como hematomas, heridas y dolor en la zona del golpe.

Es normal que en las primeras horas su hijo esté asustado, no recuerde el momento del traumatismo, tenga dolor de cabeza o presente algún vomito.

Si presenta un hematoma o inflamación (chichón) aplicar Árnica 2-3 veces al día (durante 2 días si persiste la inflamación) + hielo local (sólo en el momento del golpe) durante 5 minutos.

¿Qué deben de hacer en casa?

Observe al niño durante las 24 horas siguientes por si aparece algún problema. Evaluar cada 2-3 horas la presencia de los siguientes signos:

  • Manténgalo en un ambiente tranquilo bajo la supervisión de un adulto.
  • Cada cierto tiempo hable con el niño para ver cómo se encuentra y si las respuestas son adecuadas.
  • Si el niño tiene sueño puede dejarle dormir, pero despertándole cada cuatro horas, aproximadamente, para observar sus reacciones. Debe mantener un comportamiento adecuado.
  • A las 24 horas del traumatismo, si sigue sin síntomas, puede reiniciar el ritmo normal de vida.

Ante la aparición de signos o empeoramiento del estado general, debe acudir a un Servicio de Urgencias para su evaluación.

Signos de alerta

  • ­Somnolencia excesiva.
  • ­Confusión, desorientación.
  • ­Llanto persistente, irritabilidad.
  • ­Dolor de cabeza mantenido o de gran intensidad.
  • ­Pérdida de conciencia.
  • ­Convulsión.
  • Debilidad o adormecimiento de cualquier miembro.
  • Dificultad para caminar.
  • ­Alteraciones visuales, asimetría en el tamaño de las pupilas.
  • ­Aparición de sangre o de un líquido por la nariz o los oídos.

Esther Gª Echevarría

Enfermera Colegio Vallmont

spot_imgspot_img

Artículos Relacionados

¡¡Síguenos en RRSS!!

1,566FansMe gusta
1,548SeguidoresSeguir
1,641SeguidoresSeguir

Conoce nuestra Escuela Infantil

Indícanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para fijar un día y hora. ¡¡Tenemos muchas ganas de enseñarte nuestra Escuela Infantil!!

Visita Virtual Vallmontspot_img

Últimos Artículos