miércoles, mayo 29, 2024

Cómo afrontar la llegada de un bebé sin miedo

Durante el embarazo, las mamás y papás viven una gran cantidad de emociones positivas como ilusión, alegría o felicidad. Pero hay una cara B de la que se habla menos: la aparición de los miedos.

Los temores durante la gestación no son pocos: que todo vaya bien, que el bebé esté sano, estar preparados para su llegada, el parto, la crianza… En este artículo te damos consejos para afrontar la llegada del bebé sin miedo.

1) Miedo a que haya problemas durante el embarazo

Hay que intentar no pre-ocuparse y, en lugar de eso, ocuparse. Eso significa hacer todo lo que está en tu mano para prevenir posibles riesgos, siempre con la certeza de que lo estás haciendo lo mejor posible. Puedes hacer una lista de las cosas importantes que sí puedes y debes hacer y concentrarte en ellas:

  • Cuidar la alimentación, lavar bien frutas y verduras, eliminar el alcohol y el tabaco y restringir el consumo de carnes y pescados crudos o de lácteos sin pasteurizar…
  • Tomar cada día los complementos vitamínicos que recomiendan los profesionales médicos.
  • Acudir a todas las revisiones médicas: generalmente una ecografía por trimestre + las visitas a la matrona + los análisis de sangre, orina y azúcar + las vacunas necesarias. En caso de tener un embarazo de riesgo, seguir las indicaciones de los profesionales.
  • Mantener una actividad física moderada pero activa, siempre siguiendo las recomendaciones particulares que sean necesarias en cada caso.
  • Cuidarse y mantenerse sana y feliz. Utilizar cremas para evitar las estrías, salir a pasear con los amigos, mantener las aficiones… todo suma a un embarazo relajado.
  • Intentar no compararse. Es complicado, pero en general las comparaciones y las redes sociales pueden ser un estrés adicional durante el proceso.

En general, esas son las cosas que están en manos de los futuros papás, y por tanto son las que deben ocupar la atención. Hay que intentar no anticipar posibles problemas que no existen, ya que no sirve de nada tenerlos en mente. ¡Y es que 9 meses es mucho tiempo! Por tanto, hay que intentar tomarlo con la mayor tranquilidad y normalidad posibles.

2) Miedo al parto o al dolor

Si lo piensas, el parto solo dura un rato. Y, hoy en día, los avances médicos son tantos y tan buenos que hay muchas maneras de controlar el dolor y de que el parto sea lo más seguro posible tanto para la mamá como para el bebé. Si, claro que puedes y debes planificar cómo te gustaría que fuera (poco medicalizado, natural, con epidural o sin ella…), pero llegado el momento hay que confiar en una misma, en el cuerpo y en los profesionales y la ciencia.

3) Miedo a la crianza

Cuidar de un bebé, ¿cómo se hace?, ¿cómo se aprende? ¿y cuando crezca? En este caso, la recomendación es la misma: ocúpate, pero no te preocupes. No es necesario leer todos los manuales de crianza ni seguir todas las cuentas de redes sociales que hablan sobre ello. Lo importante es tener claros cuáles son vuestros valores y qué queréis enseñar al pequeño nuevo miembro de la familia, y todo lo demás vendrá rodado. Elegir colegio es otra de las cosas que puedes ir decidiendo ya, y si quieres una recomendación, puedes conocernos aquí.

spot_imgspot_img

Artículos Relacionados

¡¡Síguenos en RRSS!!

1,566FansMe gusta
1,548SeguidoresSeguir
1,641SeguidoresSeguir

Conoce nuestra Escuela Infantil

Indícanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para fijar un día y hora. ¡¡Tenemos muchas ganas de enseñarte nuestra Escuela Infantil!!

Visita Virtual Vallmontspot_img

Últimos Artículos