viernes, junio 21, 2024

Mirar en positivo a la adolescencia

Tenemos un discurso sobre la adolescencia bastante negativo, porque acostumbramos a mirarla como una etapa problemática. Quizá es el momento de redefinir ese discurso.

Tenemos muchos prejuicios con la adolescencia. Tememos la llegada de esta época en nuestros hijos e hijas, e incluso cuando se va a acercando la etapa ya comenzamos a detectar en los preadolescentes esas cosas que empiezan a no gustarnos. Pero, ¿por qué no hacer el ejercicio de cambiar el discurso? ¿Por qué no probar a mirar en positivo a la adolescencia?

Cambiar la mirada a la adolescencia

Quizá ha llegado el momento de cambiar el temor por la confianza, el amor y el optimismo. Y tenemos motivos para ello, porque efectivamente la adolescencia es una etapa apasionante en la que los que hasta el momento eran niños y niñas comienzan a prepararse para ser adultos autónomos y funcionales. Ya no acatarán tan fácilmente las normas como en su infancia, y contarán menos con nosotros para tomar sus decisiones. Se volverán más impulsivos y reservados.

La adolescencia es la etapa de las ganas de experimentar, de conocerse, de entender el mundo y de cambiar las cosas. Y eso hace que los adolescentes estén motivados, con ganas, con intensidad y también con ganas de más libertad.

Quizá recuerdes tu propia adolescencia como una etapa en la que te reías de tonterías, comenzabas a tener ideales y a defender pensamientos con fervor, tenías en cuenta a tus amigos y los considerabas familia. Y acaso todo eso, ¿es malo? Solo están ejercitando sus emociones, sus ideas, y en ese proceso no van a dejar de necesitarnos. Solo que no tan cerca como en la infancia. Pero igualmente necesitarán sentir el apego seguro.

Adolescentes motivados y creativos

La adolescencia es, sobre todo, la etapa de explorar el mundo de puertas para afuera. Y esa energía se puede canalizar de muchas maneras diferentes: haciendo voluntariado en causas que comienzan a importarles, zambulléndose en la cultura (desde conciertos a exposiciones o teatros), descubriendo su vocación

La explosión de energía e impulsividad en los adolescentes no pretende ser una afrenta con los padres y madres, aunque por supuesto lo será, ya que será algo nuevo. Lo importante es que mantengamos la visión positiva, les acompañemos en el camino y mantengamos una comunicación eficaz y abierta.

La confianza hacia el adolescente

Nuestra manera de afrontar las cosas acaba definiendo esas cosas. Si hacemos algo con miedo, ese miedo estará presente en el proceso y en el resultado. Por eso, si creemos que la adolescencia es una etapa negativa que hay que pasar lo antes posible y esperar que no sea tan problemática como esperamos, quizá estemos proyectando eso mismo que no queremos.

Para que la autonomía que van adquiriendo sea responsable, tenemos que tener confianza en sus capacidades, sus inquietudes, sus decisiones. Nuestros hijos e hijas son los mismos de siempre, solo que están creciendo, y necesitan poder hacerlo en un entorno saludable. Sí, pronto serán adultos, ¡vamos a acompañarlos en el camino!

spot_imgspot_img

Artículos Relacionados

¡¡Síguenos en RRSS!!

1,566FansMe gusta
1,548SeguidoresSeguir
1,641SeguidoresSeguir

Conoce nuestra Escuela Infantil

Indícanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para fijar un día y hora. ¡¡Tenemos muchas ganas de enseñarte nuestra Escuela Infantil!!

Visita Virtual Vallmontspot_img

Últimos Artículos