miércoles, mayo 29, 2024

Planificar el tiempo de estudio en bachillerato

Bachillerato es una etapa más exigente a nivel académico, pero se puede superar con éxito gracias a una buena organización.

Planificar el tiempo de estudio en bachillerato es una de las claves para llegar a todo. Porque muchas veces la cuestión no es que haya poco tiempo, sino que el tiempo no se organiza adecuadamente o la productividad no es la óptima.

Para que puedas ayudar a los alumnos y alumnas de bachillerato a afrontar esta etapa tan emocionante, toma nota de los siguientes consejos.

Consejos para planificar el tiempo de estudio en bachillerato

Mejorar la productividad: el aprovechamiento del tiempo

No sirve de nada pasar mucho tiempo mirando unos apuntes o leyendo un tema. Lo que sirve es utilizar herramientas de estudio que ayuden a la comprensión y memorización, así como estar concentrado en la tarea a llevar a cabo. Para mejorar la productividad existen herramientas como la siguiente:

→ Técnica Pomodoro: esta técnica consiste en trabajar concentrado sin ni una sola distracción durante 25 minutos seguidos y, cuando acabe el tiempo, descansar 5 minutos. Cuando se hagan 4 ‘pomodoros’ seguidos, se toma un descanso más largo (de media hora). Una de las claves es que no se puede hacer nada que no sea concentrarse: ni mirar el móvil, ni hablar con nadie, ni hacer varias tareas a la vez, ni pensar en las musarañas. Es tiempo de plena concentración.

Anticiparse a los exámenes

Anticiparse significa no esperar a la época de exámenes para empezar a aprender. Hay muchas cosas que se pueden ir haciendo: resúmenes, comprensión, lectura, aprendizaje de fechas, de fórmulas… si se reparten las tareas a lo largo de todo el curso y no solo en los momentos de exámenes, este periodo se afrontará con más calma.

Organizar con tiempo y perspectiva

Si se trabaja al día, es posible que se dedique mucho tiempo a cosas que realmente no lo requieren y dejemos para el final cosas importantes. Por eso, ver bachillerato con perspectiva, desde arriba, en vez de asignatura por asignatura es una manera de planificar más inteligente.

Regular la energía y el descanso

Todas las personas tenemos momentos en los que somos más productivos, y otros en los que menos. Hay personas que funcionan muy bien desde muy pronto por la mañana, y otras que hasta que no llegan las 12 no empiezan realmente a ser productivas, o que trabajan mejor por la noche. Hay que aprovechar esos momentos, así como respetar el descanso, que es fundamental para la productividad. También es necesario contar con espacios de concentración en los que el alumno o alumna esté cómodo y pueda trabajar a gusto.

Utilizar agendas y listas de tareas

Para poder estructurar la cabeza es bueno desglosar las tareas pendientes en tareas más pequeñas, y ponerlo por escrito (aunque sea digitalmente) ayuda a los alumnos y alumnas a organizarse mejor y aprovechar mejor el tiempo. La multitarea en el estudio no funciona: hay que dedicar tiempo a una cosa, y después a la otra. Aunque sea poco tiempo a cada una, es mejor que hacer ambas en paralelo.

spot_imgspot_img

Artículos Relacionados

¡¡Síguenos en RRSS!!

1,566FansMe gusta
1,548SeguidoresSeguir
1,641SeguidoresSeguir

Conoce nuestra Escuela Infantil

Indícanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para fijar un día y hora. ¡¡Tenemos muchas ganas de enseñarte nuestra Escuela Infantil!!

Visita Virtual Vallmontspot_img

Últimos Artículos