viernes, junio 21, 2024

¿Cómo saber si mi hijo necesita ir al psicólogo?

Consultar a un psicólogo es una buena idea si notas que tu hijo necesita adquirir herramientas para afrontar situaciones difíciles, mejorar aspectos de la conducta o si percibes que ha cambiado.

Los niños afrontan una gran cantidad de retos en su infancia, y también se enfrentan a problemas que no saben cómo solucionar. Un momento clave en el que los cambios pueden repercutir a nivel psicológico en nuestros hijos es el paso de primaria a secundaria. No solo por el aumento de exigencia académica, que también. Es el momento en que pasan de ser niños a adolescentes, y sabemos que esa etapa está llena de cambios físicos, emocionales y sociales.

Lo primero es señalar que no pasa nada por ir al psicólogo. No significa que exista una patología grave, solo quiere decir que hemos detectado un problema y que queremos que un profesional nos ayude a afrontarlo, igual que acudimos al médico de cabecera si notamos un dolor.

3 preguntas que te pueden ayudar

La duda es: ¿cómo saber si mi hijo necesita ir al psicólogo? Para empezar, puedes plantearte estas 3 preguntas:

  • ¿Sientes que tu hijo está sufriendo?
  • ¿Crees que esto puede suponer para él dificultades en el futuro?
  • ¿Su vida se ha visto afectada, ya sea a nivel escolar, familiar, social o cualquier otro?

Si has contestado que sí, puedes hablar tú primero con un profesional para exponerle la situación y que te dé su opinión profesional sobre si es recomendable comenzar una terapia.

Cualquier cambio en el comportamiento puede ponernos alerta, aunque lo primero es observar sin alarmarnos y esperar. Hay muchos cambios que son puntuales y desaparecen al poco tiempo. Si, por ejemplo, notas que tu hijo está pasando por un momento puntual de agobio, no tienes que preocuparte. Puedes brindarle tu apoyo y darle las herramientas que tengas para ayudarlo. Lo más normal es que se le pase.

Señales que nos pueden indicar que nuestro hijo necesita ayuda profesional de un psicólogo:

  • Cambios en el comportamiento: agresividad, miedo excesivo, conductas obsesivas, respuestas descontroladas…
  • Problemas emocionales: baja autoestima, sensación de estar perdido, llorar más de lo que solía hacer, agobio, preocupaciones constantes, sensación de bloqueo, tristeza, culpa, celos…
  • Aislamiento social: si crees que puede ser víctima de acoso, se siente solo, le cuesta hacer amigos y mantenerlos, problemas de adaptación…
  • Desorientación vital: no encuentra sentido a lo que hace, no sabe cómo afrontar su futuro…
  • Adicciones: la adicción a la tecnología, al juego, a las drogas… ante cualquier duda de que esté metido en algo peligroso, hay que actuar rápidamente para poner freno.
  • Observación de conductas autolesivas.
  • Trastornos en la alimentación: algunas señales que nos pueden indicar que podemos estar frente a un problema ante el que pedir ayuda es el aumento de comentarios por su parte sobre el peso y el físico, una pérdida o aumento de peso repentinos, la preferencia de comer solo…

No pasa nada porque pensemos que nuestro hijo necesita acudir al psicólogo: lo tenemos que ver como una manera de ayudarlo en su desarrollo si lo necesita.

spot_imgspot_img

Artículos Relacionados

¡¡Síguenos en RRSS!!

1,566FansMe gusta
1,548SeguidoresSeguir
1,641SeguidoresSeguir

Conoce nuestra Escuela Infantil

Indícanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para fijar un día y hora. ¡¡Tenemos muchas ganas de enseñarte nuestra Escuela Infantil!!

Visita Virtual Vallmontspot_img

Últimos Artículos