miércoles, mayo 29, 2024

No todo es la universidad

Con 14 y 15 años, los estudiantes de tercero y cuarto de la ESO se enfrentan a las primeras decisiones que pueden marcar su futuro académico y profesional.

Escoger una asignatura u otra va a condicionar las especialidades que más tarde elegirán en bachillerato y que finalmente marcarán la carrera universitaria que estudiarán en los siguientes años. Y es que la universidad sigue siendo la elección preferida de cara a prepararse para el mercado laboral.

En 2020 el número de alumnos matriculados en las universidades en España era de 1.633.358, un 12% más que en 2009, con una tendencia ascendente en los últimos años.

Pero, ¿hay otras opciones más allá de la universidad? Por supuesto que sí, y en muchos casos son buenas alternativas para entrar en el mercado laboral o formarse en lo que a uno realmente le gusta.

Formación Profesional

Se trata de una buena opción para incorporarse al mercado laboral con mayor rapidez, ya que la carga teórica de las asignaturas no es tan importante como en la universidad, sino que la parte práctica tiene mayor importancia desde el primer año.

El objetivo es dotar al futuro profesional de habilidades y aptitudes que sean demandadas por las empresas. Es cierto que el nivel salarial en general es más bajo que el de los titulados universitarios, pero hay muchas empresas que prefieren contratar estudiantes de FP para que sean productivos desde el primer minuto.

Emprender

Una de las ventajas de vivir en la era digital es que es mucho más fácil convertir una buena idea en un negocio, sobre todo porque el coste de ponerlo en marcha se ha reducido considerablemente. Internet da acceso a un mercado global en el que se multiplican las posibilidades de que un producto o servicio encuentre un posible comprador.

Es verdad que emprender siendo tan joven puede ser complicado, sobre todo por la competencia que existe y la falta de experiencia. Pero también es un buen momento para intentarlo, puesto que en general todavía no se tienen cargas económicas, responsabilidades familiares…

Viajar

Viajar es una de las experiencias más enriquecedoras que existen. Empaparse de otras culturas, estudiar nuevos idiomas y aprender a vivir de forma independiente pueden ser factores que marquen nuestro desarrollo profesional y personal en un futuro.

Además, si finalmente se opta por estudiar en la universidad, en muchos casos el coste de matrícula en universidades extranjeras puede ser menor que en España, y la incorporación al mercado laboral más fácil, pues por ejemplo en muchos países de Europa el paro de trabajadores cualificados es realmente bajo.

Voluntariado internacional

Una manera de combinar la experiencia de viajar y trabajar es el voluntariado al extranjero. Es una oportunidad de realizar un trabajo que realmente les haga sentirse útiles y adquirir muchas competencias tanto laborales como sociales.

Un voluntariado es además una buena carta de presentación en cualquier entrevista de trabajo, pues suele indicar que la persona está comprometida con los demás y tiene buenas cualidades para trabajar en equipo.

Aunque hoy en día la sociedad y el propio sistema educativo orienta a los estudiantes a cursar estudios universitarios tras finalizar el bachillerato, siendo tan jóvenes es fácil que no les haya dado tiempo a descubrir lo que les gustaría hacer en su vida. Por eso, es bueno plantearse todas las opciones, al fin y al cabo, siempre hay tiempo de empezar a estudiar en la Universidad.

spot_imgspot_img

Artículos Relacionados

¡¡Síguenos en RRSS!!

1,566FansMe gusta
1,548SeguidoresSeguir
1,641SeguidoresSeguir

Conoce nuestra Escuela Infantil

Indícanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para fijar un día y hora. ¡¡Tenemos muchas ganas de enseñarte nuestra Escuela Infantil!!

Visita Virtual Vallmontspot_img

Últimos Artículos