miércoles, mayo 29, 2024

Quiero hacer yoga durante el embarazo, ¿por dónde empiezo?

Practicar yoga prenatal ayuda al autoconocimiento y reduce el estrés.

Seguro que has oído sobre los beneficios tanto físicos como emocionales de hacer yoga durante el embarazo, pero quizá tengas dudas de si será bueno para ti. Y es que cada embarazo, cada experiencia y cada historia son diferentes. Hay algunas mujeres que viven su embarazo más o menos bien (con leve insomnio, dolores provocados por el peso, hambre… pero se puede decir que se encuentran fenomenal) y otras que lo pasan realmente mal.

Por eso, que el yoga para embarazadas sea bueno depende muchísimo de cómo estés llevando tu embarazo y de tus circunstancias personales.

El yoga prenatal se realiza normalmente a partir del tercer mes de gestación y hasta el parto, según el estado físico de cada mujer y siempre que no haya contraindicación médica.

Si quieres probar a hacer yoga para embarazadas, te damos algunos consejos. El primero y más importante, que consultes con tu doctor o ginecólogo, sobre todo si va a ser la primera vez que pruebes con esta disciplina.

¿Qué beneficios tiene el yoga para embarazadas?

Existen una gran cantidad de estudios y publicaciones a nivel internacional sobre los beneficios de practicar yoga durante el embarazo. Y aunque todos arrojan datos muy buenos, se han realizado sobre pequeñas muestras poblacionales y en contextos socioculturales muy concretos, por lo que se necesitan muchos más estudios para tener conclusiones concluyentes.

Aun así, ya nos podemos hacer una idea de los prometedores resultados del yoga durante el embarazo:

  • Existe evidencia de una mejora anímica en las mujeres que lo practican.
  • Sirve para reducir el estrés y la ansiedad, así como para mejorar ante una depresión.
  • El yoga ayuda a mejorar la autoconfianza de las mujeres embarazadas.
  • También se sabe que sirve para dormir mejor durante el embarazo.
  • Otro beneficio que arrojan los estudios es la mejora del dolor en el parto.

¿Cómo es el yoga prenatal? ¿Qué lo diferencia del yoga común?

En las clases de yoga prenatal se vive un ambiente maternal en el que se comparten vivencias sobre el embarazo, y en el que se crea un clima de empatía y apoyo mutuo muy bonitos. Las futuras mamás se sentirán comprendidas y apoyadas mientras realizan los ejercicios, sin juicios.

El yoga prenatal deja mucho espacio a la intuición de las futuras mamás y a su capacidad de escuchar y entender su cuerpo. Es una fantástica manera de mejorar la autoestima y el autoconocimiento.

En las clases de yoga prenatal se realizan ejercicios específicos para aliviar aquellas dolencias habituales durante el embarazo: molestias lumbares, fatiga, dolor cervical, migraña… y además se realiza una preparación al parto mediante ejercicios en los que se toma conciencia del suelo pélvico, se favorece una buena postura del bebé para el parto y se trabaja la movilidad de las caderas.

Hacer yoga, ¿será bueno para mí y para mi bebé?

Todo lo que pueda hacer que nos sintamos mejor durante el embarazo… ¡bienvenido sea! Mamá feliz, bebé feliz. Y desde luego, el yoga prenatal tiene la capacidad de mejorar nuestra salud y estado anímico. Por eso, si te lo estás pensando te animamos a consultar con tu ginecólogo si por tu tipo de embarazo es adecuado que lo pruebes. ¡Merece la pena!

spot_imgspot_img
Artículo siguiente

Artículos Relacionados

¡¡Síguenos en RRSS!!

1,566FansMe gusta
1,548SeguidoresSeguir
1,641SeguidoresSeguir

Conoce nuestra Escuela Infantil

Indícanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para fijar un día y hora. ¡¡Tenemos muchas ganas de enseñarte nuestra Escuela Infantil!!

Visita Virtual Vallmontspot_img

Últimos Artículos