miércoles, julio 24, 2024

Juegos inspirados en el Método Montessori para hacer en casa

Quizá hayas escuchado hablar de las ventajas del Método Montessori, pero, ¿en qué consiste este tipo de pedagogía? ¿Se puede aplicar en casa?

María Montessori fue una pedagoga italiana que nació en 1870 y desarrolló una pedagogía propia conocida como “Método Montessori”. Este se basa en desarrollar el potencial de cada niño observándolo y dejando que experimente en ambientes controlados. Es decir, que el papel del adulto no es dirigir, sino guiar y acompañar respetando su autonomía. El niño, finalmente, aprende por sí mismo.

Este método confía plenamente en las capacidades del niño para ser independiente y autónomo, y por eso el niño participa activamente de sus cuidados poniendo la mesa, vistiéndose… Esto siempre se hace en un ambiente preparado para favorecer el aprendizaje pero que tiene un orden claro, normas y límites.

​Juegos inspirados en el Método Montessori para hacer en casa con niños de 1 y 2 años.

Quizá hayas visto en las tiendas algunosjuguetes que se anuncian como Montessori, pero muchas veces realmente no están asociados a esta pedagogía activa y simplemente los llaman así porque son de madera.

En este artículo te vamos a proponer ​juegos inspirados en el Método Montessori que le prepara para la vida práctica y que se pueden hacer en casa sin materiales especiales. Lo importante es que todo debe ser de su medida y estar a su alcance, para que pueda explorar libremente de forma segura.

Son actividades que suponen un reto para los niños, pero que pueden resolver con sus habilidades.

  • Trasvase de alimentos.

Prepara dos cuencos, uno con alimento sólido y otro vacío. Deja una cuchara al lado y enseña al peque a llevar la comida de un cuenco al otro, ya sea con la cuchara o con las manos.

  • Mini Escape Room de cerraduras.

Una actividad clásica Montessori es la de abrir cerraduras, y se puede hacer a partir de los 15 meses. Consiste en cerrar varios cajones o paneles con distintos tipos de cerraduras, de modo que los niños puedan abrirlas y cerrarlas.

  • El cesto de los tesoros.

Consiste en llenar un cesto (o caja, a poder ser de materiales naturales como la madera) con cosas cotidianas. Tienen que ser cosas variadas que estimulen todos sus sentidos: un babero, una esponja, un cepillo, una cuerda, una cuchara, una bocina, un espejo…

El juego consiste en explorar todos los objetos, estrujarlos, tocarlos… les ayuda al desarrollo motriz, a desarrollar capacidad de elección y a concentrarse, entre otras cosas. El cesto puede ir modificándose para que siempre tenga sorpresas nuevas.

  • La rueda de colores.

Una actividad para realizar a partir de los dos años en la que se trabaja la coordinación ojo-mano y la identificación de colores. Se trata de una ruleta que se puede hacer con cartón, en la que se pintan 8 quesitos y se pinta cada uno de un color. Después, se pone una pinza del mismo color en cada porción del círculo. Consiste en poner la pinza en el trozo de color correspondiente.

  • Emparejar calcetines.

Algo tan sencillo y cotidiano puede ser un divertido juego para los niños. Déjales que emparejen los calcetines (procura que sean de distintos colores) y se sentirán más autónomos y autosuficientes.

spot_imgspot_img

Artículos Relacionados

¡¡Síguenos en RRSS!!

1,566FansMe gusta
1,548SeguidoresSeguir
1,641SeguidoresSeguir

Conoce nuestra Escuela Infantil

Indícanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para fijar un día y hora. ¡¡Tenemos muchas ganas de enseñarte nuestra Escuela Infantil!!

Visita Virtual Vallmontspot_img

Últimos Artículos